Para que no te cueste la cuesta de inicio de año

31 enero, 2014

Cartera Llena

Por Roberto Molina

La Alcancia

Ah, principios de año. Esa época en que la gente goza de hacer propósitos, iniciar nuevos retos, tanto laborales como personales, tener buenos deseos y metas fijas. Atrás quedaron los regalos y los intercambios que hicimos. Sin embargo, muchas veces viene lo más complicado para las personas: pagar todo en lo que se endeudaron a finales de año y que creían que por ser año nuevo ya no se los iban a cobrar.

Ese grave error que cometemos muchos año con año y que siempre nos tiene con la soga en el cuello, haciéndonos desear que ya sea de nuevo diciembre para recibir nuestro aguinaldo y volver a endeudarnos. Ese círculo vicioso hace que arrastremos deudas por un tiempo prolongado, frenando nuestro crecimiento y capacidad de ahorro.

Por eso, nunca está de más contar con algunos consejos que nos permitan liquidar de forma rápida nuestras deudas y gozar de un historial crediticio limpio. Así que a continuación presento un listado con recomendaciones sobre cómo enfrentar la cuesta económica de inicios de año:

1.- Si todavía te sobra algo del aguinaldo que recibiste, utilízalo para liquidar tus deudas o reestructurar aquellas que son muy grandes. De esta forma podrás quitarte peso de encima y no comprometer tus ingresos futuros.

2.- Si optas por liquidar tus deudas, elige en las que puedas salir más rápido, con esto tendrás un compromiso menos para enfrentar.

3.- Una vez que hayas liquidado tu deuda, revisa las condiciones que tienes con tu actual institución financiera (intereses, comisiones, etc.), si notas que esto rebasa tu capacidad de pago, es aconsejable cambiar de acreedor por otro que te permita tener crédito en mejores condiciones.

4.- Si de plano tu deuda es muy grande y requieres de un préstamo, es importante que compares las distintas alternativas que existen (bancos, sofoles, casas comerciales o de empeño, etc.). Procura saber cuánto acabarías pagando en total al paso del tiempo por el compromiso y elije la que mejor se adapte a tus necesidades.

5.- Recuerda que si pides un préstamo para pagar tus adeudos estás generando un doble endeudamiento, por lo que sólo se recomienda que solicites uno cuando se trate de una verdadera emergencia.

6.- Otra forma de encarar las deudas que tienes es generar ingresos extra a los que recibes de manera fija. Por ejemplo, siempre existe la alternativa de vender cosas que ya no necesitas como equipos de cómputo,  artículos electrónicos o de telefonía. Internet es una gran herramienta para lograr este objetivo.

7.- Recuerda que existen instituciones que protegen tus intereses. En caso de tener inconformidad con alguna institución financiera puedes acudir a la Condusef. De igual forma, si tienes queja sobre alguna casa comercial o de empeño, la Profeco es el órgano gubernamental al que puedes acudir.

Anuncios

Suscribirse

¡No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: