Millones de dólares, poca efectividad ¿Cuánto vale el talento para la NBA?

27 febrero, 2014

Peccata Minuta

Por Edgar Molina Vázquez

Este mes se vivió uno de los eventos deportivos con mayor impulso mercadológico en Estados Unidos (después del Súper Bowl) en el festivo estado de Nueva Orleans. Hablamos del “All Star game” de la NBA y con relación a la euforia causada, contrastada con la triste realidad en cuanto al bajo nivel de juego que se ha vivido en este evento, además de los excentricismos a los que se ligan las nuevas súper estrellas de esta disciplina, quisimos retomar la comparativa que se hizo hace dos años entre los all stars de los 90’s y los actuales. Uno pensaría que por el nivel de profesionalismo de esa época y el boom publicitario que originaron, los ingresos de personajes como Michael Jordan, Earving “Magic” Johnson o del mismo Larry Bird serían estratosféricos, veamos si esto ocurre así.

Cabe destacar que las cuatro figuras que se compararán han sido miembros de la selección nacional de baloncesto de Estados Unidos (Dream Team), ganando ambas escuadras la medalla olímpica dorada en sus respectivas participaciones, sin embargo los resultados partido a partido muestran una superioridad destacable entre la escuadra de 1992 y la del 2012.

Uno de los más grandes de este deporte en los últimos años, nos referimos a Kobe Bryant, escolta de Los Lakers de Los Ángeles, debe esbozar una sonrisa de oreja a oreja cada vez que recibe su cheque; pues al año estima más de 27 MDD, siendo el mejor pagado de la liga actualmente. Quienes tenemos la idea de que la remuneración del trabajo debe ser acorde con el rendimiento, podríamos decir que entonces el astro angelino es un dios en las duelas, -y no es tan lejana la idea- pues sus estadísticas hasta el 2012 eran de 25.5 PPP, 5.3 RPP, 4.8 APP, y 1.8 ROB*. Pero si lo comparamos con el más grande de todos los tiempos, Michael Jordan las cosas comienzan a ser diferentes.

Michael Jordan promedió de por vida 30.1 PPP, 6.2 RPP, 5.3 APP y 2.4 ROB*, sin embargo su percepción económica (ojo, sólo por jugar baloncesto) era de apenas 4 MDD, casi siete veces menos que “La mamba negra”; pero eso no queda ahí.

En 20 años el deporte ráfaga (conocido así en nuestro país debido a la vertiginosidad con la que se practica) ha tenido un declive en cuanto a la calidad de juego, es cierto que es más físico y las distancias en cuanto a niveles se ha disminuido, pero también es cierto que el hambre de reflectores y la sed de fama de los actuales protagonistas de la liga ha aumentado proporcionalmente.

Es cierto también que los deportes de alto rendimiento, en especial los deportes de equipo, se han convertido más en espectáculo que disciplina (literalmente) por lo que las nóveles estrellas se ven atraídas cada vez más y más a eventos de socialité y por consiguiente son los aparadores ambulantes de prestigiadas marcas que “patrocinan” a los jóvenes deportistas (por no decir promocionan sus productos EN los deportistas) y esto los aleja del compromiso que tienen con su profesión.

Entonces surge la pregunta: como equipo de la NBA ¿qué tan necesario, e inclusive conveniente, es que tengas en tu lista de jugadores a los más pagados de la liga? De hecho regresamos a la idea de párrafos atrás, la remuneración debe ser acorde al rendimiento dado, pero ¿realmente el dinero habla de la calidad del jugador? Otro caso que revisaremos es de una de las máximas leyendas del baloncesto: “Magic” Johnson.

También jugador de Lakers, “Magic” Johnson fue un ícono del baloncesto por su forma de jugar tan espectacular, sus estadísticas de por vida fueron 19.5 PPP, 7.2 RPP, 11.2 APP y 1.9 ROB* recibiendo por año 2.5 MDD. Por el otro lado está el que muchos piensan es el máximo jugador de este siglo Lebron James.

“King Lebron”, apodado así por su supremacía en la liga en los últimos años, percibe un salario anual de 17.5 MDD teniendo números muy similares a los de Kobe Bryant: 24.8 PPP, 6.6 RPP, 6.1 APP y 1.5 ROB* estadísticas muy inferiores a las de Jordan cuando tenía la misma edad de James.

Así podríamos seguir comparando figuras icónicas de la NBA con nuevos talentos de la misma liga y el resultado sería el mismo: estadísticas “bajas” con salarios muy altos, desempeño sobre la media y una actividad social elevada, patrocinios hilarantes combinados con una actitud soberbia… Contrastes que se han dado desde los contratos exorbitantes de finales de los 90’s  (Shaquille O’Neal y Kevin Garnett) hasta el “tope” salarial convenido posterior a la huelga en 1998.

Desde nuestra perspectiva, los equipos, en todos los deportes de conjunto, han cambiado la forma de ver a los jugadores, las estrellas ya no son vistas como ejemplos para la sociedad, ahora son signos de $ en los dorsales y maniquíes para las marcas.

*PPP=Puntos por Partido; RPP=Rebotes por Partido; APP=Asistencias por Partido; ROB=Robos; MDD=Millones de Dólares.
GRAFICAS-bASKET-1 GRAFICAS-bASKET-2
*Cifras en millones de dólares

 

Anuncios

Suscribirse

¡No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: