Revive lo mejor de Brasil 2014 con nuestro resumen

4 agosto, 2014

Peccata Minuta

Por Janis Suárez

El Mundial de Brasil 2014 ha pasado a la historia como una de las mejores ediciones desde Francia 98,  ya sea por el espectáculo hecho por los arqueros, las selecciones que dieron la sorpresa, los jóvenes revelaciones que dieron emoción y magia en la cancha con cada una de sus jugadas o por la cantidad de goles que dieron vida a los estadios.

La primera fase del certamen nos sirvió para poder ilusionarnos, decepcionarnos y para poder distinguir al futuro campeón del mundo. Por ejemplo, quién iba a decir que la Selección de España, campeona en Sudáfrica 2010, no pasaría de la fase de grupos y que sólo iba ganar su último juego.

O que me dicen de las selecciones de Italia, Inglaterra, Portugal o México que no estuvieron a la altura de lo esperado y no pudieron seguir compitiendo por la anhelada Copa. Pero qué tal la sorpresa de los países por los que nadie apostaba, Costa Rica y Colombia, que dieron cátedra y tuvieron su mejor actuación en un certamen de esta categoría.

Sin embargo, otro nivel de juego se dio en las semifinales, que sirvieron para poner orden a una competencia que por momentos pareció no ser lo justa al principio: el mejor ejemplo de esto fue Brasil que no mostró en ningún momento ser digno candidato al título, pues jamás se vio la magia y el “jogo bonito” que mostró en años anteriores y  quedo evidenciado en una humillante goliza  de 7-1 ante la poderosa selección alemana.

Mundial

Pero qué decir de la albiceleste, que pasó sin pena ni gloria en los juegos de fase de grupo, sin que su máxima estrella, Leonel Messi, pudiera brillar como lo hace en el equipo del Barcelona, pero logró colarlos por la mínima diferencia de goles a la anhelada final, en un clásico de potencias donde sin duda ganó la mejor, Alemania, digno sucesor de la selección española.

El Mundial se lo llevó el que mejor trabajó el campeonato y quien más busco, el que fue un verdadero equipo, sobre todo, el que concretó con goles y buen juego: Alemania, que consiguió su cuarta Copa del Mundo.

Como en ninguna historia hay un final feliz, esta no podría ser la acepción, pues los intereses de una difamada FIFA ensuciaron el desenlace del mejor evento deportivo del mundo.

Al conocerse el nombre del nuevo campeón en el Maracaná, la FIFA entregó al delantero argentino, Messi, el trofeo al Balón de Oro que lo acredita como el mejor jugador del Mundial; acto que lleno de  molestia a miles de aficionados al futbol, pues durante todo la competencia el goleador catalán brillo por sus repentinos chispazos dentro de la cancha, por una individualidad que fue alejándolo del equipo, así como una falta de liderazgo dentro de la cancha en la que era capitán.

Mundial3

 

Messi no lució en este Mundial, no mostró su nivel y mucho menos fue el jugador más valioso del torneo. Anotó cuatro goles que ayudaron a avanzar a una gris Argentina, pero por eso no merecían ese galardón, y mucho menos que por caridad o consolación  le regalaran un premio.

Daba pena ver al mejor jugador del mundo recoger, incrédulo, el galardón tras la derrota ante Alemania. Un duro golpe para Messi, pues en su expresión se notaba el disgusto, la vergüenza hacia un reconocimiento que él sabe no merecía.

“En estos momentos no me interesa el premio. No me importa nada. Nos llevamos la decepción de no poder ganar el partido. Esto genera mucha bronca”, dijo Messi tras recibir el premio.

Incluso, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, declarado gran admirador del jugador argentino, admitió que quedó sorprendido con la elección al Balón de Oro del Mundial 2014.

Hasta el gran  Diego Maradona se manifestó en contra del galardón de la “Pulga” “A Lio le regalaría el cielo, pero cuando los ‘marketineros’ quieren hacerle ganar algo que no ganó, es injusto. Lo vi como que no quería ir a agarrarlo”, comentó Maradona en un programa de televisión en Brasil.

Maradona destacó que el premio debió ser para el colombiano James Rodríguez, que además se quedó la Bota de Oro por ser el goleador del certamen con seis tantos.

James, el centrocampista sensación de Colombia, se consagró como el máximo goleador de este campeonato y estrella de su equipo, pues logró convertirse en guía y esperanza de un pueblo que lloraba la ausencia de Falcao.

Su gran calidad técnica, sacrificio y claridad para asistir a sus compañeros lo convirtieron en una estrella de Brasil, que lo hizo estar entre los 10 nominados al Balón de Oro e ingresar al Once Ideal de la FIFA.

Mundial2

El número 10 Colombia, fue elogiado por  Diego Armando Maradona, Óscar Tabárez, técnico de Uruguay, y hasta Lebron James, el mejor basquetbolista de la actualidad, reconocieron y destacaron al jugador que se entregó dentro y fuera de la cancha.

Tristemente la fiesta de Brasil ha terminado. Muchos goles, en partidos muy dinámicos, en los que el factor sorpresa nos tuvo al borde de la silla para poder gritar, llorar, maldecir y emocionarnos. Ahora sólo nos queda recordar esta competencia que nos dará la pauta para comenzar a soñar con Rusia 2018, y que seguramente, los amantes del futbol anhelamos que llegue pronto.

Anuncios

Suscribirse

¡No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: