Aprende a recolectar agua de lluvia

1 octubre, 2014

Escribiendo Verde

Redacción

Una de las problemáticas que enfrenta la humanidad en la actualidad es la escasez de agua, un problema que ha ido creciendo por los malos hábitos que tenemos en la gestión del agua, así como la modificación de patrones de lluvias derivadas del cambio climático y la aceleración de la población mundial.

La magnitud del problema ha crecido tanto que el abastecimiento del agua se ha visto comprometido en muchas poblaciones del mundo, principalmente en zonas rurales y algunas urbanas. Por esta razón, hemos decidido presentarte este texto sobre cómo recolectar agua de lluvia y utilizarla para labores domésticas, lo cual representa una buena opción para reciclar el vital líquido.

lluvia-2

Para poder recolectar el agua de lluvia es necesario utilizar el espacio de tejados y cubiertas de un edificio o casa para captar el líquido que precipita desde el cielo. Una vez que sea recolectada, será canalizada, filtrada y almacenada en un depósito que permitirá utilizarla después. El sistema de captación se compone de los siguientes elementos:

 

  • Área de captación. Consistente normalmente en el tejado y las cubiertas así como de cualquier superficie impermeable, que no pueda aportar sustancias tóxicas a la misma.
  • Conductos de agua. Ya sea la propia inclinación del tejado y/o una serie de conductos que dirijan el agua captada al depósito. Deben de dimensionarse correctamente para evitar que se desborden y que se pueda desaprovecharse parte del agua.
  • Filtros. Existen múltiples sistemas de filtrado que van desde la simple eliminación de las impurezas más gruesas hasta los sistemas que permiten la potabilización y el pleno uso del agua. También existen filtros que permiten desechar automáticamente los primeros litros de agua recolectados en cada lluvia para permitir un lavado de la superficie colectora que elimine las impurezas que pueda haber.
  • Depósitos o aljibes. Son los espacios en los que queda almacenada el agua recolectada. Serán de diferentes tamaños en función del agua que se pueda y quiera almacenar. También existen depósitos plásticos especialmente acondicionados para contener el agua.
  • Sistemas de control. Estos son sistemas opcionales que gestionan la alternancia de la utilización del agua de la reserva y de la red general. Esto quiere decir que cuando el agua de lluvia se acaba pasa automáticamente a suministrar agua de la red. En el momento que vuelve a llover y se recarga el depósito pasa de nuevo a emplear el agua de la red, así sucesivamente.

lluvia-3

Una vez que tengas este sistema instalado puedes comenzar a utilizar el agua, pero ojo, debes tener en cuenta que el agua de lluvia es esencialmente agua destilada, la cual es técnicamente potable e incluso algunos la consideran el agua mejor para beber. Sin embargo, no es recomendable utilizar el agua directamente captada de la lluvia para los usos en los que se requiere agua potable.

Puede utilizar este recurso para labores domésticas, es decir, puede ser utilizada para los escusados, para regar, para lavar los coches, para lavar la ropa es posible emplear este tipo de agua sin problema alguno. Así que ya sabes cómo aprovechar el agua de lluvia y explotarla para beneficio, no sólo tuyo, sino del medio ambiente.

Suscribirse

¡No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: