El camino de las ideas

1 octubre, 2014

Saber más de los demás

Por Óscar Soto Ramírez

Algunos recuerdos evocan la magnitud y capacidad de las ideas, era posible atribuirles la responsabilidad así como el título de la esencia capaz de concebir debates acalorados, impulsar corrientes del pensamiento, potenciar revoluciones y lo más importante, eran la base para ofrecer perspectivas diferentes e incluso opuestas para poder determinar una visión propia del entorno.

La fuerza y estructura que tenían les alcanzaba para envolver, influenciar e incluso traspasar la cultura, con el hecho de convertir a los pensadores en entidades de fama mundial. Las ideas podían convertirse en celebridades que exponían: el origen del universo, la evolución de los medios o el principio de la historia. Una idea buena era capaz de ser la portada de publicaciones reconocidas a nivel internacional, por el hecho de cuestionar o exhibir perspectivas establecidas.

Actualmente es posible asumir que la magnitud de las ideas, ha alcanzado un nivel mínimo y no necesariamente porque sea imposible alcanzar la inteligencia de los genios del pasado, la razón es más simple: no se les atribuye la importancia que alguna vez tuvieron. El valor específico de una idea no alcanza en el presente para venderla inmediatamente, porque las personas que las producen además de los medios que las difunden simplemente han disminuido.

La percepción social en torno a conceptos como: el racionalismo, la ciencia, la lógica y la discusión, expone un panorama adverso e inferior al situarse frente a conocimientos de carácter teológico, moral o determinados por la opinión. La evolución del pensamiento se ha detenido e incluso se podría hablar de un retroceso, porque sus procesos avanzados se sustituyen por modos pasados que sitúan a la creencia como su base.

Difícilmente es posible encontrar reflexiones que manifiesten una estructura sólida determinada por el conocimiento, ahora hay que ser práctico para generar valor en una cultura gráfica que dificulta la expresión esencial de las ideas. Sin duda la diferencia entre épocas se debe al volumen de información que es posible manejar en la actualidad, antes ni siquiera se imaginaba que en instantes se podría tener acceso a tantas esferas del conocimiento y todo gracias a internet.

Ideas-1

En el pasado no se concentraba información solo por saber cosas, el objetivo era convertir ese acervo en hechos que se convertirían en ideas. Un proceso con estas características sin duda tenía sentido porque no se pretendía solo aprender del mundo sino comprenderlo, lo cual establecía una relación valiosa que permitía a las ideas grandes explicar el entorno y viceversa.

La información era el alimento de la idea pero ahora su relación se limita a una competencia, no hay tiempo para procesar los volúmenes inmensos de datos a pesar de que existiera la necesidad de hacerlo. El ritmo informativo hace que las banalidades tengan mayor peso y ocupen el espacio de lo importante; la información insignificante o no, se ha encargado de segregar a las ideas.

El hecho es que se elige saber por encima de pensar, porque el valor que se atribuye con esta práctica es inmediato, es más importante estar informado para no perder la conexión con el mundo. No es un hecho fortuito que el entorno se desarrolle en una etapa posterior a la idea, en la época de las redes sociales.

Los sitios digitales para socializar se concibieron como foros de expresión creados para exponer el pensamiento y experiencia, sin embargo su evolución los ha convertido en medios para intercambiar información, con diseños que alimentan esta necesidad infundada por acumular datos inútiles que hacen sentir informado al usuario, lo cual dista de un proceso generador de ideas.

El hecho de ingresar a los distintos tipos de perfiles que es posible generar en la red, concibe la posibilidad de tener la información completa en cualquier momento, lo cual se convierte en una forma para distraer y por lo tanto el desarrollo del pensamiento se limita o se detiene. El individuo ya no piensa en grande sin importar la esfera social en la que se encuentre, lo cual es evidente en conjunto porque las ideas no son lujos intelectuales, tienen un efecto práctico.

Los pensadores históricos que aportaron teorías sociales, políticas y económicas, se mantienen vigentes y son la base de debates, no necesariamente porque los sucesores no aporten conocimiento o innovación, en realidad las generaciones actuales tienen un nivel bajo de probabilidad para impactar a la cultura que relega a las ideas, por el exceso de información.

Es evidente que algunas personas dirán que existen ideas puras con el potencial necesario para ser grandes, solo que han adquirido un carácter comercial y se encuentran en el mercado, sin embargo la diferencia es abismal entre los inventos que solo venden y las ideas que exponen un reto intelectual. El panorama no es alentador pero tampoco se han extinguido los emprendedores que conciben ideas brillantes, las cuales se materializan en inventos que reflejan este concepto.

­­La perspectiva en torno a la idea podría cambiar la forma de vivir, sin embargo la manera de pensar permanecería prácticamente intacta. El sentido del pensamiento tiene un carácter material y no conceptual, de este modo se puede decir que los pensadores están escasos y lo que sigue es un mundo con información desbordada, para poder alcanzar un nivel en el cual no habrá nada que no se pueda saber, pero sin valor porque nadie pensará al respecto.

Las expresiones cotidianas exponen el ritmo de vida actual, en el cual lo inmediato se antepone ante la necesidad de crear, solo por obtener estabilidad social; la comodidad y la omnipresencia se han establecido por la necesidad de atención. Las ideas no eluden su responsabilidad o existencia, sin embargo se mantienen al margen de la necesidad y del consumo, se manifiestan en el libre albedrío y en la rebeldía aparente al identificar el entorno con el fin de ofrecer una visión integral.

Anuncios

Suscribirse

¡No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: