La interminable guerra entre EUA y el Estado Islámico

1 octubre, 2014

¡El pan de cada día!

Por Álvaro Alfaro

Las recientes ejecuciones en video de los periodistas estadounidenses: James Foley  (19 de Agosto), y Steve Sotloff (2 de Septiembre),  por parte de un miembro de Estado Islámico (EI) ubicaron a este grupo yihadista en el centro del discurso del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quién ha ordenado  un bombardeo aéreo desde el pasado 8 de septiembre.

Desde las amenazas del grupo terrorista ISIS, (“Estado Islámico de Irak y el Levante” por sus siglas en inglés) difundidas en los referidos videos, en dónde se advierte a los Estados Unidos a parar los ataques contra blancos terroristas en Irak, a los gobiernos de no respaldar “la alianza diabólica de Estados Unidos contra el Estado Islámico”; así como de justificar sus matanzas por las muertes de miles de sirios e iraquíes por misiles americanos, la tensión en el país vecino del Norte aumentó considerablemente al demandar una respuesta oficial por parte del gobierno.

EUA-1

Ante este escenario, el presidente Barack Obama se enfocó en explicar al pueblo estadounidense la amenaza que representa Estado Islámico, para después buscar apoyo para su estrategia con los líderes del Congreso y detener al grupo islamista; todo esto mientras las fuerzas estadounidenses en Irak, continuaban llevando a cabo incursiones aéreas contra “EI”, cerca de la presa de Haditha en el occidente del país.

Para empezar, ISIS, surgido apenas en 2013 y comandado por Abu Bakr al-Baghdadi, ya tiene en su control entre 40.000 y 90.000 kilómetros cuadrados de territorio en Irak y Siria, casi el mismo espacio que ocupa el Estado de Jordania y más de 50,000 combatientes, de los cuales el 30% están por convicción, mientras que el resto han ingresado por coerción de los líderes del grupo según informes realizados en Agosto, del experto iraquí en seguridad Hisham al-Hisham.

Por otro lado su poderío económico asciende a más de 2.000 millones de dólares en el International Business Times, según afirman fuentes de ese mismo banco. Esa cantidad cuadriplica los fondos de los talibanes (u$s560 millones) o de Al Shabab (u$s100 millones). Al principio sus ingresos llegaban de algunas personas naturales de los países árabes del Golfo Pérsico, como Qatar y Arabia Saudita. Sin embargo, desde el 2014 ha logrado convertirse en una organización sostenible financieramente, con autonomía, ganando millones de dólares por la venta de petróleo y gas de los campos que controla, de los impuestos que recauda en su territorio y algunas actividades ilícitas como extorsión, contrabando y secuestro.

Su ofensiva en Irak también fue bastante lucrativa, ya que obtuvo acceso al efectivo que se encontraba en los bancos de las principales ciudades que ha logrado controlar.

EUA-3

Tomando todo lo anterior en cuenta, el Gobierno norteamericano inicio su ofensiva el pasado 23 de septiembre con la participación de aviones cazas y drones que lanzaron más de un centenar de bombas teledirigidas; se dispararon 47 misiles Tomahawks desde el mar, en una clara demostración de poderío militar. Hubo al menos 120 muertos en el inicio del ataque en Raqqa, Siria.

El presidente estadounidense, había dado la orden de atacar respaldado por sus aliados europeos y por cinco naciones árabes: Arabia Saudita, Jordania, Bahrein, Qatar y los Emiratos Arabes Unidos. Todas son de mayoría sunnita, la misma concepción islámica que el ISIS.

Adicionalmente, EU y Francia ya venían atacando posiciones de las milicias islámicas en Irak, pero ésta fue la primera en territorio sirio. En el caso iraquí el gobierno de Obama golpeó primero y luego buscó apoyo militar de otros países. En cambio, en esta ocasión Washington se aseguró desde el principio un respaldo amplio en la región.

Ante estos acontecimientos, miles de personas han huido de Siria desde principios de Septiembre buscando refugio en países aledaños como Turquía, Líbano y Jordania.

Horas después del ataque, Obama asumió el liderazgo del operativo:

“Ayer por la noche, bajo mis órdenes, las fuerzas armadas de Estados Unidos comenzaron los ataques contra el Estado Islámico en Siria”, dijo en la Casa Blanca. Y aclaró: “Este esfuerzo va a llevar tiempo, habrá desafíos en el futuro, pero vamos a hacer los que sea necesario para luchar contra este grupo terrorista, por la seguridad de nuestro país, de la región y de todo el mundo”.

Hasta el día de hoy, los ataques de EU y sus aliados continúan en zonas como la ciudad Ayn al-Arab, al norte de Siria, lugar donde se han enfrentado ISIS y fuerzas kurdas en los últimos días,  además de tener el apoyo de aviones de combate británicos desde el pasado 26 de septiembre, al haber sido aprobada la intervención militar por el parlamento británico.

Barack Obama

El jefe de operaciones del Pentágono, William Mayville, justificó la decisión al señalar que los bombardeos no sólo buscaban destruir al ISIS, sino también a la cúpula de una agrupación ultraislámica aliada de estos yihadistas, llamada “Khorasan”. “Se decidió actuar para proteger a nuestros intereses. El grupo Khorasan se encontraba en la fase final para ejecutar grandes ataques contra objetivos occidentales y potencialmente territorio estadounidense”, afirmó y agregó: “Creemos que los individuos que preparaban y planificaban estos ataques fueron eliminados”.

Más allá de cualquier justificación ante esta “nueva guerra”, claramente los intereses de EU por los yacimientos de petróleo de esa zona salen a la luz, tomando en cuenta su historial bélico contra países como Kuwait o Iraq,  dejando claro que hay infinidad de variantes que pueden estar detrás de todo este conflicto internacional: por ejemplo el hecho de que uno de los principales enemigos del estado islámico sean las fuerzas Kurdas iraquíes, quienes hasta hace algunos meses eran los únicos enemigos “conocidos” del gobierno norteamericano. Por otra parte, la presencia de estados árabes como Turquía, Qatar, Líbano y Jordania como “aliados”, podría significar la llegada de un conflicto mayor. Sin olvidar lo más irónico e inverosímil: ¿qué hay detrás de esta alianza temporal entre iraquíes y norteamericanos?

Sin duda el conflicto entre medio oriente y EU se ve como una guerra interminable que podría crecer hasta proporciones insospechadas y vale la pena tener un seguimiento del tema no sólo desde el ámbito político, sino incluyendo además, el económico, el social y… por qué no, el histórico para conocer el escenario completo que con el paso del tiempo se hace más complejo aún.

Suscribirse

¡No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: