Ayotzinapa y la peor crisis de la izquierda en México

1 diciembre, 2014

¡El pan de cada día!

Por Álvaro Alfaro

A tan sólo dos años de las elecciones del 6 de Julio, El Partido de la Revolución Democrática (PRD), tercera fuerza política a nivel nacional y en el Congreso, se encuentra en el centro de las críticas nacionales e internacionales.

Pero antes de llegar a dicha crisis, retrocedamos 25 años, cuando por primera vez las fuerzas de izquierda se unifican en México:

El Origen

El PRD surgió en 1989 de la unión de los grupos de la izquierda trotskista, socialista y obrera con una corriente democratizadora del PRI. Sin embargo, durante décadas se ha visto sujeto a una paradoja. En cada elección se ve en la necesidad de repartir sus candidaturas entre las diferentes corrientes buscando un equilibrio entre los aspirantes que defienden una plataforma de izquierda y los que representan el mayor número de votos en elecciones (muchos de ellos antiguos priístas). En los años recientes, el partido se ha decantado por el pragmatismo impuesto por la Nueva Izquierda (NI), un grupo conocido como Los Chuchos, que dirige la suerte del partido desde 2008.

crisisizquierda-3

La cúspide del pragmatismo de Los Chuchos llegó con la firma del Pacto por México, una agenda conjunta de reformas, en diciembre de 2012. Ante esto, muchos integrantes del PRD dieron la espalda a sus líderes por pactar a escondidas con sus rivales del PRI y el PAN.

Hasta este punto, nadie habría esperado que la, ya de por sí, desgastada imagen de la izquierda cayera aún más debido a un acontecimiento tan grande y vergonzoso como la matanza de estudiantes en 1968: Una desaparición forzada de 43 estudiantes normalistas orquestada por motivos políticos y con ayuda de grupos vinculados al crimen organizado. Todo esto en un estado gobernado por el PRD: Guerrero.

El problema tiene nombre y apellido: José Luis Abarca Velázquez, exalcalde de Iguala, a quien la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR) involucra con la desaparición de los estudiantes, alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Abarca fue promovido por el PRD, pero también recibió el apoyo de políticos vinculados al excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, el principal líder de la izquierda en el país. El caso ha desatado una discusión interna que pretende terminar con el pragmatismo que ha imperado en la selección de candidatos en los últimos años.

El costo

Muchos han resultado afectados por el respaldo a Abarca Velázquez, en palabras de  Alberto Aziz Nassif, académico del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas):

“La izquierda partidista, pero de forma más central el PRD, vive la crisis de haber postulado a estos individuos, sobre todo al alcalde de Iguala, que resultaron ser delincuentes involucrados con el crimen organizado”.

Y como si dicho escenario no fuera complicado para el partido, en días posteriores a lo ocurrido, tres políticos de la izquierda mexicana recibieron insultos de jóvenes indignados por la desaparición de 43 estudiantes en Iguala, Guerrero.

crisisizquierda-1

Los agredidos (en hechos distintos) forman parte de la cúpula del Partido de la Revolución Democrática: Su fundador Cuauhtémoc Cárdenas, el expresidente de la organización Jesús Zambrano y el senador Alejandro Encinas.

Para los líderes del PRD los ataques provienen de grupos radicales minoritarios. Pero muchos creen que son un síntoma de la mayor crisis en la historia de la izquierda mexicana.

Desde la desaparición de los estudiantes, el 26 de septiembre, muchos cuestionaron no sólo la promoción del edil sino el respaldo a su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, quien se preparaba para sucederlo en el cargo. La mujer fue candidata a consejera estatal del partido. Actualmente está bajo custodia de la PGR.

“Todos son Iguales”

El partido ha dicho que asume la responsabilidad política de postular al exalcalde, pero también advierte que el problema va más allá de un partido político. La primera medida tomada fue exigir la renuncia del gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, para facilitar las investigaciones del caso. De poco sirvió.

La diputada Amalia García Medina, secretaria de Difusión y Propaganda del PRD, señaló:

“El narcotráfico está afectando absolutamente todo en México, si se dijera que es sólo a una organización política tal vez el problema sería más sencillo, pero no es así, también lesiona al PRD y a la izquierda, una fuerza política que ha luchado por que se imponga un ambiente de libertades, de respeto y democracia”.

Medina reconoce que la desaparición de estudiantes y el involucramiento del exalcalde de Iguala es un tema grave para el partido. “Es un hecho que nos lesiona en nuestros valores fundacionales, es inaceptable”, insiste.

Por otro lado,  Jesús Ortega, expresidente del PRD y líder de Nueva Izquierda, surgido de las filas del partido socialista mexicano y que cita en su charla a Lenin, Gramsci y Hemingway, y que defiende las alianzas que el partido ha hecho con la derecha para derrotar al PRI, asegura que:

“Ganar gobiernos no es menor ni frívolo. ¿Quién dice qué priístas son buenos y cuáles malos? La migración de priístas al PRD no ha terminado, ¿sería correcto detenerla? Yo creo que sería un grave error político”.

Así sucedió en Guerrero en 2011, donde el PRD cobijó a Ángel Aguirre, que renunció al cargo el 23 de octubre después de que su Gobierno exhibiera su incapacidad en la crisis por la desaparición de los jóvenes.

Además de Guerrero, las alianzas entre la izquierda y la derecha derivaron en triunfos en otros 3 Estados (Oaxaca, Sinaloa y Puebla) con gobernadores que han resultado polémicos. “El PRD en el Gobierno no ha podido diferenciarse de la oposición”, dice Antonio Martínez, vocero de Democracia Deliberada, una corriente minoritaria que abandera una agenda progresista.

Se pierde un Baluarte

Por si fuera poco, mientas se escribe estas líneas se da la salida del Líder moral y Fundador del partido del Sol Azteca, Cuauhtémoc Cárdenas, quien a través de una carta abierta asegura que su decisión es irrevocable.

Cárdenas afirma en su carta que su renuncia se debe al propósito de mantener sus principios. Explicó que prefirió renunciar que “compartir responsabilidades de decisiones tomadas por miopía, oportunismo o autocomplacencia, en las que no haya tenido cabida la autocrítica.”

El ingeniero Cárdenas finalizó su carta así:

“Ha sido para mí un privilegio, en todos estos años, coincidir en lo fundamental y caminar, en circunstancias difíciles y no tan difíciles, con los militantes del partido. Continuaré activo en las causas con las que tengo compromiso y sé que en sus distintos procesos y desarrollos nos seguiremos encontrando y empujando en el mismo sentido.”

crisisizquierda-2

Tras 25 años de militancia, el llamado “Ingeniero”, explicó que tras el encuentro de este martes con el líder nacional del PRD, Calos Navarrete, observó que se mantienen las profundas divisiones en cuanto a cómo enfrentar los problemas internos del partido, en particular, las formas en que se debe recuperar la credibilidad de la organización y sus dirigentes.

Cabe señalar que Cárdenas pidió la semana pasada la renuncia de Navarrete, quien forma parte de la corriente de los “Chuchos”.

Nada para Nadie

El próximo año será un horizonte definitorio para la izquierda partidista. El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) de Andrés Manuel López Obrador, el excandidato presidencial que llevó al PRD a ser la segunda fuerza en las elecciones de 2006 y 2012, hará su debut como partido político.

En las elecciones del 2015 están en juego nueve gubernaturas, 500 diputaciones federales y cientos de alcaldías, los perredistas continuarán con la estrategia de las alianzas y una agenda diferenciada. Los candidatos en Guanajuato, un Estado conservador, no hablarán de la interrupción del embarazo y los aspirantes en Nuevo León, una entidad altamente industrializada, tendrán un perfil más atractivo para los empresarios que para los movimientos obreros.

El 2015 la ciudadanía calificará la estrategia que el PRD ha usado en los últimos años. Será hasta entonces cuando la izquierda podrá cuantificar los daños provocados por el caso Iguala.

El escenario no es prometedor.

Anuncios

Suscribirse

¡No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: