Apple Music y su jaque mate

14 junio, 2015

Saber más de los demás

Apple Music ha dejado anonadados no sólo a los consumidores de la música sino también a la competencia, Spotify, Google Play Music, Xbox Music o Tidal se tambalean en su pedestal y no es para menos, el gigante de la tecnología llego al mundo de la  música en streaming con una gran ventaja, ofrecer a sus usuarios la posibilidad de ponerse en contacto con sus artistas favoritos, como lo escuchas, Apple Music diseñó una red social para que interactúes con tus músicos predilectos.

Antes de internarnos en el mundo de este nuevo streaming queremos que conozcas el cómo Apple llego a ser lo que es hoy en día.

Apple-Music

Todo comenzó así

Hace 35 años, el 1 de abril de 1976, Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne fundaron lo que ahora conocemos como Apple. Una pequeña empresa creada en una era en que los jóvenes creaban y se preparaban para revolucionar el mundo desde los garajes de sus casas. Estos tres visionarios tuvieron la “tonta” idea de querer poner un ordenador para uso personal en cada casa de cada persona.

Steve Wozniak construyó con sus propias manos el Apple I. Pero no fue hasta enero de 1977 cuando Apple se convirtió en una sociedad empresarial (una incorporated) con la aportación del millonario Mike Markkula, quien proporcionó asesoría de negocios a los inexpertos, así como 250.000$ de capital, que sirvieron para fabricar y presentar el que sería el primer ordenador de verdadera importancia de la compañía: el Apple II.

Fue en 1984 cuando Apple revolucionó el mercado presentando el Macintosh, en competencia directa con IBM y su PC quien ya llevaba unos cuantos años vendiendo. El Macintosh se convirtió en un estándar a la hora de trabajar en los campos de la auto-edición y el diseño gráfico. Su intuitiva interfaz gráfica y gran funcionamiento jugaron muy a favor de la máquina, demostrando una vez más que lo importante muchas veces es el contenido y no el continente.

Al ser expulsado de Apple, en 1986 Jobs fundó la compañía NeXT Inc.  donde se empezarían a gestar los núcleos y prestaciones que harían renacer al ave fénix Apple de sus cenizas, años después.

Fue entonces, en 1996, cuando Jobs volvió a entrar en Apple, esta vez como consultor especializado. Pero en 1997, tras 3 años de bajadas en las acciones de la compañía, la Junta Directiva convirtió a Jobs en el nuevo CEO (Consejero Delegado) de la compañía, comenzando con la reestructuración de la línea de productos de Apple.

En 2001 fue donde Apple empezó realmente la escalada que le ha llevado a nuestros días, con la presentación de dos de los productos que más lo han caracterizado: Mac OS X y el iPod.

En la keynote de la WWDC de 2005, el día 6 de junio, Steve Jobs anunció que Apple lanzaría ordenadores Mac basados en procesadores Intel, que aparecerían durante el siguiente año. En enero de 2006, se presentaron el MacBook Pro y el iMac, primeros ordenadores de Apple en usar una CPU Intel Core Duo. Fue a mediados de ese año cuando Apple pasó toda su gama a Intel. Y llegamos al 2007, cuando Apple dio el salto que le llevaría a su éxito total en todos los sentidos, principalmente de cara al gran público: Steve Jobs anunció que la compañía pasaba a llamarse Apple Inc. (perdiendo el Computer de su nombre) ya que su negocio no iba a ser sólo los ordenadores. En este evento, Apple presentó el iPhone y el Apple TV.

Después del preludio anterior y en cuanto al iPod que es la entrada de Apple al mundo de la música, el iPod se posiciona en un mercado donde empezaban a aparecer reproductores musicales de formatos comprimidos, Apple presentó el único que tenía un acabado y prestaciones carentes de errores, y sobre todo, con gran capacidad de batería y espacio, gracias a su disco duro interno de 5GB. Aunque fue dos años después, cuando iPod sentó las bases de su éxito con la aparición de la iTunes Music Store y la posibilidad de la compra digital de música a 0,99$ cada canción.

La leyenda de Itunes

En el segundo trimestre de 2003, cuando Apple abrió al público en general la tienda virtual iTunes, la industria discográfica se encontraba en una era de declive repleta de caos, los álbumes lograban ventas notables de millones de unidades en el caso de los artistas más famosos, y las ganancias estaban en auge; sin embargo, la amenaza de Napster y otras formas de descarga ilegal amenazaban con deteriorar esas utilidades, el copyright tan valorado por los artistas y sus disqueras se quebrantaba ante la entrada de lleno de una nueva forma de compartir la música, el copyleft se instaló a la fuerza de la mano de las grandes posibilidades que permitía la red, la idea de que podían obtener numerosas canciones gratis se expandía como el aire a nivel mundial.

Pero iTunes logro posicionarse de la mano de un dispositivo revolucionario para escuchar canciones en formato MP3 (el iPod) con su interfaz sencilla, su precio uniforme de 99 centavos por canción tuvo un éxito sonante. iTunes se posicionó como el gran minorista de música, redefiniendo la experiencia del público lo cual lo convirtió en la forma principal en la que se pagaba por escuchar canciones.

Esto obligó a realizar un cambio en una forma positiva. La alternativa que proporciono iTunes era inspirar a que la gente comprara música y acudiera a un sitio minorista y se olvidará de adquirirla gratuitamente a través de un sitio pirata en la red.

Apple presentó iTunes en 2001, unos meses antes de lanzar  iPod, que antecedió a su variante Nano, así como al iPhone y la iPad. Al comienzo, no se trataba de una tienda de canciones, sino de una suerte de “biblioteca” disponible sólo para usuarios de Mac.

Las compañías discográficas vieron inicialmente con recelo la tienda, por su capacidad de realizar copias digitales de canciones, algo que, según la industria, podría derivar en casos de piratería. La industria tenía mucho por proteger. Contaba con ventas en auge cuando concluyó el siglo XX, gracias al éxito de artistas adolescentes como Britney Spears, los Backstreet Boys y ‘N Sync, pero las empresas comenzaban apenas a resentir los efectos de la era de las descargas ilegales.

Bill Werde, director editorial de Billboard, dijo en aquel entonces  que si bien había otros servicios disponibles en la época, el genio de Steve Jobs hizo que iTunes fuera el último destino de los consumidores.

Apple Music

Y ahora lo que todo el mundo esperaba, la entrada de Apple a la música en streaming, la historia comenzó con la adquisición de Apple de Beats, compañía que adquirió en 2014 por 3.000 millones de dólares.  El nuevo servicio de música de Apple se llama Apple Music y llegará al mercado el próximo 30 de junio a cien países y su precio será el estándar de esta industria US$9.99 al mes para cuentas individuales y US$14.99 para hasta seis miembros de una misma familia. Será posible probarlo de forma gratuita durante tres meses antes de contratarlo.

El servicio no solo estará disponible para los móviles iPhone y las tabletas iPad de la compañía sino también para dispositivos Android, aunque la plataforma para este sistema tardará un poco más, desde el lanzamiento podrá usarse en dispositivos iOS y ordenadores basados en OS X y Windows y solo a partir de otoño estará lista para Apple TV y los teléfonos Android.

Apple Music competirá directamente con empresas que ofrecen servicios rivales, como Rdio, Tidal, Google Play Music, Deezer y, sobre todo, la sueca Spotify, la cual todos sabemos ostenta la gran corona de los streamings y  que atesora en todo el mundo 60 millones de usuarios; de los cuales sólo 15 millones son de pago, pues el resto utilizan la versión gratuita, basada en la publicidad como modelo de negocio, y que permite menos opciones en la app móvil con el fin de que estos usuarios migren a la opción de pago algún día.

Frente a la propuesta de negocio de la compañía sueca Apple ha preferido optar sólo por una versión exclusivamente de pago por la que también aboga Tidal (de Jay Z), Apple Music se jura diferente a su competencia ¿Por qué? Uno de sus puntos fuertes, según explican desde la compañía, es que llega con Beats 1, un servicio de radio de DJ en vivo con artistas que emiten desde Nueva York, Londres y Los Ángeles.

Pero hay más. Apple no solo quiere ser un streaming más del montón y  le ha apostado a reconvertir una industria para cuya rentabilidad, de hecho, ha trabajado desde que lanzara su tienda iTunes en 2003, con la que animaba a los usuarios a pagar por descargar música cuando la piratería hacía estragos en este mercado. Lo que Apple quiere es construir un ecosistema que, además, permita a la audiencia conectar con los artistas. Por ello Apple Music incluye Connect, un punto de encuentro donde los usuarios verán en un único espacio web toda la información de las redes sociales de los grupos y cantantes. Allí estos últimos -cuyo apoyo será clave para el éxito de Apple Music- podrán compartir grabaciones en vivo, letras de canciones, vídeos y otro contenido con sus fans desde sus propios perfiles de las redes sociales más populares (Twitter, Facebook).

En este punto es donde nos volvemos locos, porque Apple Music con Connect llega a reconfigurar la relación artista- audiencia,  en palabras de Eddy Cue, vicepresidente sénior de Software y Servicios de Internet de Apple, “todas las formas de disfrutar de la música se reúnen en una sola app, que ofrece un revolucionario servicio de streaming, una radio mundial en vivo y un medio emocionante para que los aficionados conecten con los artistas”. “Apple Music va a ser un cambio muy sonado para los aficionados y los artistas”, según el productor Jimmy Iovine, al frente del negocio musical de Apple. “La música online ha sido un lío tremendo de apps, servicios y sitios web. Apple Music reúne las mejores prestaciones para ofrecer a todos los amantes de la música una experiencia extraordinaria”.

Pero hay más fortalezas, como el sistema de listas. Además de crear sus propias listas propias e incluso acceder a colecciones especiales lanzadas por los principales artistas, el sistema ofrecerá de forma automática y personalizada listas compuestas por temas que el usuario suele escuchar y por canciones que podrían gustarle y aún no ha oído.

Y la pregunta del millón es si ¿Tendrá éxito Apple en esta nueva incursión en la industria musical? A su favor tiene la inmensa base instalada de terminales iPhone y iPad que tiene la compañía, unos dispositivos que vendrán con la nueva app de música de serie con lo que, seguro, sumará usuarios con celeridad. Por no hablar de los 800 millones de tarjetas de crédito que atesora la compañía y con los que permite a sus usuarios el acceso a su tienda de aplicaciones y de música iTunes… algo de lo que pocas empresas pueden presumir. Además, ha sabido granjearse la estima de la industria musical (Spotify, sin embargo, tiene algunos detractores como Taylor Swift, entre otros) y, por si fuera poco, tiene efectivo suficiente para firmar acuerdos con los grandes del sector si quiere.

No podemos esperar para darle una mordida al gran pastel que afirma ser Apple Music, pero a manera de hipótesis le auguramos una gran llegada al mundo del streaming, que desde este momento nos tiene conquistados.

Apple

, , , , , , ,

Suscribirse

¡No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: