Justicia para adolescentes

15 junio, 2015

¡El pan de cada día!

Reforma constitucional en materia de justicia para adolescentes 

El pasado mes de abril el pleno de la Cámara de Diputados aprobó por 398 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones, con mayoría calificada, la minuta del Senado que reforma la Constitución, en materia de justicia para adolescentes. Es una de las Reformas más importantes en materia de derechos humanos de los años, debido al grado de complejidad e importancia que maneja al estar hablando de menores de edad.

Diversas organizaciones pedían se legislara al respecto y fue hasta este año que se dio la discusión y recientemente su aprobación.

justicia para adolescentes

¿Cuál es el objetivo de la reforma?

El objetivo de esta reforma es que la federación y los estados establezcan un sistema integral de justicia para este sector de la población, por lo que se reformaron los párrafos cuarto y sexto del artículo 18 y el inciso C de la fracción XXI del artículo 73, de la Constitución Política Mexicana.

 

También se sustituyen los términos conductas tipificadas como delito y conductas antisociales, por hecho que la ley señala como delito.

En lugar de derechos fundamentales, se dice derechos humanos. En lugar de decir para toda persona, se dice para todo individuo.

Con esta reforma se garantizan los derechos humanos que reconoce la Constitución para toda persona, así como aquellos derechos específicos que, por su condición de personas en desarrollo, les han sido reconocidos a los adolescentes.

Además, se permitió abandonar de manera definitiva el viejo modelo tutelar basado en la doctrina de la situación irregular, para dar paso a un sistema más justo y proporcional, sustentando en la protección integral de los derechos de la infancia y la adolescencia. También se establece que el sistema integral de justicia para jóvenes será aplicable a quienes se atribuya la comisión o participación en un hecho que la ley señale como delito y tengan entre 12 años cumplidos y menos de 18 años de edad.

Las personas menores de 12 años, a quienes se atribuya que han cometido o participado en un hecho que la ley señale como delito, sólo podrán ser sujetos de asistencia social.

El internamiento se utilizará sólo como medida extrema y por el tiempo más breve que proceda, y podrá aplicarse únicamente a adolescentes mayores de 14 años de edad, por la comisión o participación en un hecho que la ley señale como delito.

Su aprobación

Sin duda esta Reforma cumple con los requerimientos y estándares que organizaciones internacionales estable como parámetros de impartición de justicia en materia de menores de edad, pero también responde a una petición de la sociedad. Es inevitable señalar que la incidencia de actos delictivos cometidos por menores ha ido en aumento considerablemente, por ello, era importante que la reforma fuera aprobada por los congresos de los estados.

A principios del mes de junio, 19 congresos locales dieron el visto bueno a la reforma, los necesarios para echarla a andar. Los estados que aprobaron la reforma de justicia para adolescentes son los de Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guerrero, Guanajuato, Hidalgo, México, Michoacán, Nayarit, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas.

El presidente de la Comisión Permanente, Miguel Barbosa Huerta (PRD) dio por aprobado el decreto que habían votado el Senado, el 21 de octubre de 2014, y la Cámara de Diputados, el 21 de abril de 2015, y remitió la reforma al Diario Oficial de la Federación para su publicación y entrada en vigor.

La controversia

No paso mucho tiempo para que esta nueva forma de hacer justicia se pusiera a prueba, pues en días recientes hubo un caso muy sonado a nivel nacional, hablamos del caso del pequeño Christopher Raymundo Márquez Alvarado, de tan solo 6 años, quien fuera privado de la vida por sus amigos, todos ellos menores de edad. Los menores indican que estaban jugando al secuestro, mismo que se les salió de las manos con consecuencias fatales, Los jóvenes tenían a la fecha de suceso 15 años (2), 13 (2) y uno de 12.

Familiares del menor piden se reabra el caso y que sean juzgados acorde a la reforma, aunque el fiscal encargado Jorge Enrique Gonzáles indico que ya era un caso cerrado. Y es que los jóvenes serán procesados de acuerdo a la antigua legislación, es decir, la ley de justicia especial para adolescentes infractores del estado de Chihuahua contemplaba que “todos los adolescentes entre 12 años cumplidos y menores de 14 que se encuentren cumpliendo una medida privativa de libertad, serán liberados de manera inmediata y, si fuera el caso, se sustituirá dicha medida por otras en externamiento.

A partir de la reforma de diciembre de 2005 se establecía en el artículo 18 de la Constitución que los menores de doce años que hayan cometido un delito solo serán sujetos a rehabilitación y asistencia social. Además, los que se encuentren entre doce años cumplidos y menos de dieciocho años de edad, están sujetos aún sistema de justicia especial que es la justicia para adolescentes.

Además, en el caso de adolescentes, el internamiento se considera una medida extrema y que debe ser por el tiempo más breve que proceda, aplicándose únicamente a los adolescentes mayores de catorce años de edad y por delitos graves.

Es por esto que las dos niñas de trece y el menor de once no pueden ser sujetos a detención, como pretende la familia de Christopher.

Los jóvenes de 15 años, conforme a la Ley de Justicia Especial para Adolescentes Infractores del Estado de Chihuahua, pueden recibir una pena de hasta diez años de internamiento por el homicidio, pero al existir conductas ilícitas adicionales pueden alcanzar hasta los 15 años de prisión.

Las niñas de 13 años y el de 11 años serán separados de sus familiares y puestos a disposición del DIF por la omisión de cuidados que dio pauta a la comisión del delito y en caso de ser considerados responsables, sólo a las niñas de trece años se les impondrán “medidas sancionadoras” como amonestación; libertad asistida; reparación del daño; órdenes de orientación y supervisión, estancia domiciliaria sin custodia. justicias para adolescentes

Con este lamentable caso observamos lo importante que es la modernización de esta ley, pues, según cifras recientes indican que cada año ingresan al sistema penitenciario más de 10 mil adolescentes, algunos de ellos por delitos graves. Una cifra que es de llamar la atención, pues nos muestran que algo no se está haciendo de manera adecuada para llevar a los niños y jóvenes por el camino correcto. La pobreza, el maltrato, la desatención, las malas influencias, en fin, una serie de factores que se deben de contemplar de manera urgente por parte de sociedad y autoridades para que estas leyes solo sean de prevención y no de ejecución.

De prevención y no de ejecución

Sabemos que el ritmo de la vida actual es tan vertiginoso que ignoramos muchas de las situaciones que suceden en nuestro entorno. Como bien señalamos es importante que esta Reforma solo sea contemplada como una medida preventiva, los niños y jóvenes no tendrían por qué estar siendo juzgados, para que esto sea una realidad a corto, mediano y largo plazo, el gobierno y los padres (o tutores) de los niños o jóvenes tendrían que comprometerse en pro de un mejor y adecuado desarrollo de los menores de edad.

El gobierno, en cualquiera de los órdenes, tendrá que poner todos los recursos disponibles al alcance de la sociedad para que los menores enfoquen su tiempo en actividades propias a la edad, por ejemplo, en la construcción de centros deportivos donde puedan desarrollar alguna actividad, impartición de cursos gratuitos en algún tipo de idioma o de computación, que le permitan desarrollar aptitudes, de tal forma que su energía (propia de la edad) sea enfocada en algo de provecho para el joven. El Congreso ha puesto su granito de arena al modernizar la reforma, pero sigue siendo insuficiente, por lo que aún tienen mucho trabajo por hacer para evitar casos como el de Christopher.

Los padres o familiares deben brindar a los menores el tiempo necesario para entender y comprender sus necesidades, es cierto que la educación se imparte en las aulas, pero también en la casa se debe ver la importancia de los valores, mismos que guiaran al menor en su vida cotidiana. Los padres tienen la obligación de observarle y apoyarle en caso de que así lo requiera, crear un ambiente de confianza padre-hijo para que sea más fácil poder guiarlo por buen rumbo.

A manera de conclusión

Si bien la Reforma constitucional en materia de justicia para adolescentes marca un antes y justicias para adolescentes._un después en relación al tema, será de vital importancia que todos los involucrados pongan de su parte, los padres dedicando tiempo de calidad a sus hijos y el gobierno fomentando este tipo de reformas, pero también integrando al menor a una sociedad donde sea parte fundamental, integrándolo a la sociedad antes y no después de ser juzgado por algún tipo de delito, esa es la tarea.

 

http://bit.ly/1f7fC0z

http://bit.ly/1f7fFtn

http://bit.ly/1f7fGxg

http://bit.ly/1f7fJcw

http://eluni.mx/1f7fJJo

http://bit.ly/1f7fKNA

http://bit.ly/1f7fLkF

http://bit.ly/1f7fPAT

 

 

Anuncios
, , , , ,

Suscribirse

¡No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales!

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: